Una puesta a la diversificación, al desarrollo de las excelentes condiciones
de nuestra tierra y al futuro de la región a la que pertenecemos. La plantación
de Olivos, ya suma unas 56 ha.

Ubicados en el rico valle del Añelo, al sur de la provincia y sobre la margen izquierda del río Neuquén, nuestros olivares nos proveen de la materia prima necesaria para extraer por medio de centrifugación, en modernas instalaciones y con maquinaria de última generación, un excelente aceite virgen extra y con rendimientos superiores a los de las medias de otras zonas olivícolas.

Olivares del Añelo es un producto genuino, cultivado en la tierra del petróleo. Es el símbolo de la convivenciaarmónica de ambas explotaciones, de la utilización responsable de los recursos, y de la preservación del medio ambiente para construir un futuro sustentable.